Visita relámpago a Kuala Lumpur

admin Post in susonotabi,Tags: , ,
1

 

Comenzaba mi periplo en la estación de autobuses, esperando pacientemente a que me llevasen hasta el aeropuerto de Barajas. Desde allí y tras varias horas de espera un vuelo a Bruselas para tomar otro avión a Chenai, en la India. Donde tendría que esperar 24 horas por el siguiente avión al aeropuerto internacional de Kuala Lumpur. Me llevé una grata sorpresa cuando al bajarme del avión me acerco a hablar con el personal de la compañía que rápidamente me acomodaron en una sala de espera vip donde tenía un sofá un pequeño bufet de comida a mi disposición, a parte de conexión a internet para poder conectarme. Pasé 24 horas cabeceando sentado en mi sofá y viendo películas pacientemente hasta que llegó la hora de partir, bueno, en realidad tres horas antes de partir. Y menos mal que me tomé la molestia de pasar el control de seguridad con antelación. Por que al ser yo un pasajero en transito mi nombre no figuraba entre las personas que se habían bajado del avión procedente de Bruselas el día anterior así que se suponía que yo no tenía que estar allí pasando ese control de seguridad, aunque tuviese una tarjeta de embarque para el vuelo que saldría a las doce y un minuto de ese día. En resumen, que hube de venir un empleado de la línea aérea para que me dejasen pasar el control de seguridad.

Tras cuatro horas e vuelo aterrizamos en Malasia a las 6 de la mañana hora local y atravesé sin problemas el aeropuerto que está impecable y muy bien señalizado, me hice con mis primeros dineros en la moneda local y me monté en el tren que va directo hasta el centro de la ciudad.

Por cierto por lo que puedo comprobar después de 24 horas en Kuala Lumpur (a partir de ahora KL) es que hay wifi en todos lados, en el tren había wifi, en casi todos los bares y cafetería hay wifi y no me extrañaría que en los autobuses también hubiese.

Después de dejar mis cosas en mi alojamiento me fui a dar un paseo hasta el mediodía para hacer por el tiempo y tranquilamente caminando llegué hasta las torres petronas y al parque que hay a su lado. Y mientras cambiaba los objetivos de la cámara de fotos a la sombra de un árbol aparecieron un grupo de estudiantes de una escuela de arte que estaban haciendo un trabajo.

Me pasaron una carpeta y unos rotuladores y mientras me gravaban en video y me hacían una pequeña entrevista yo dibujaba las torres con los rotuladores, al final me hicieron escribir en ese folio “no soy de Kl” y repetirlo a la camara. Y se fueron felices y contentos en busca de otra víctima persona.

« Prev: :Next »

One Response to “Visita relámpago a Kuala Lumpur”

Leave a Reply