2ª Etapa Itako

admin Post in 2010-2011, susonotabi,Tags: , , ,
5

9 de Septiembre del 2010

Poco antes del amanecer el viento arreció.  Poco a poco, gracias a una luz lechosa pude ver como había cambiado el paisaje a mi alrededor. Las ramas secas y débiles que ayer aun colgaban de los árboles habían sido arrancadas por el viento y estaban esparcidas por todas partes.  Ayer, el suelo del bosque parecía una alfombra ocre con olor a madera. Hoy parecía mas bien un puré marrón oscuro del que asomaban ramas negras cubiertas de moho que hasta hace unas horas se descomponían plácidamente bajo una capa de agujas de cedro. No era yo el único que las había pasado canutas esa noche, cuando asomé la cabeza bajo la hamaca en busca de mis botas vi a unos cuantas arañas y a escarabajos que se habían resguardado debajo de mi.


SusonotabiSaltando de charco en charco llegué a la esclusa del canal de Yokotone, un vestigio de la industrialización y el empeño por hacer frente a las inundaciones en la zona a principios del siglo XX. Las compuertas, que aun están en servicio parce que ya no son más que otro lugar más para que se posan las gaviotas y los diques un lugar a resguardo para que el viento no juegue con el sedal de las cañas de los pescadores.   Aprovecho para airear mis cosas sobre el césped, convierto a cyanopica en un tendal improvisado, un gato del vecindario se asoma a ver que pasa y el sol cae a plomo. Parece que cuando la temperatura se acerca a los 30º las cosas se ven de otra manera. Susonotabi

Con toda mi ropa fresca y reluciente como salida de un anuncio de detergente y subo a un observatorio en lo alto de una colina desde el cual se supone que es visible el monte Fuji (a 173 Km de distancia). Una lástima que esto sólo sea posible en dias despejados de invierno.

SANY0113

 

Pero eso es irrelevante, porque realmente las vistas desde lo alto de esta colina son muy buenas. No me extraña para nada que la 36ª vista del monte sea esta, es como si ese minúsculo punto que se supone que se ve en el horizonte fuese la escusa perfecta para dejar constancia de este paisaje mezcla de lago y río por el que caminan garzas blancas en busca de su sustento. Y posiblemente los habitantes de esta ciudad orgullosos de que el municipio haya sido inmortalizado por el genio de Hokusai muestran su agradecimiento acuñando estas maravillosas tapas de alcantarillas. Que por otra parte, si no estas familiarizado con la obra de arte original resulta una imagen bastante confusa.

Supongo que el grabado de Hokusai tuvo también algo que ver en esta otra serie de grabados bastante posteriores de otro pintor Japones Hasui kawase.

Ushiboi
UshiboiUshiboi

Lamentablemente el paisaje urbano y un siglo de humanización del río han hecho bastante mella en el paisaje y ya no es posible contemplar las mimas escenas ni los veleros recorren los canales. Aunque por viento no será.

Bajé del observatorio hasta cerca de los baños y me senté tranquilamente a leer y a escrudiñar mis mapas en busca de las ruta adecuada al día siguiente, y mientras disfrutaba del sol un señor llegó con su coche, y entró con paso ligero por la puerta del lavabo de caballeros. Después de terminar de hacer lo que había venido a hacer salió relajado. Charlamos un poco, nada profundo y al conocer mi intención de dar la vuelta en bici por todo el país abrió el maletero de su coche y sacó de dentro unos folletos turísticos de la prefectura de Ibaraki y un par de toallas pequeñas y siguió su viaje.

« Prev: :Next »

5 Responses to “2ª Etapa Itako”

Leave a Reply