Adiós al norte

admin Post in tablón de anuncios
3

Koerier / Messenger

Las peculiaridades de este viaje y quizá las de la propia isla de Hokkaido,  que aún me retiene, han dificultado en las últimas semanas las comunicaciones con todo lo que no es bosque, acantilado, templo o puercoespín que se yerga, más o menos premeditada y alevosamente, ante la forastera rueda de mi velocípedo.  En esta isla, en esta época del año, los amaneceres son lentos y largos. Y también los atarcederes que, como en Wakanai, pueden prolongarse hasta una hora, durante la cual todo permanece suspenso en una luz rojiza.

En los últimos veintiún días he estado recorriendo el norte y escribo ahora desde Muroran, mientras preparo mi regreso a Honshu. En este tiempo se ha debilitado el calor húmedo y agobiante de los primeros días y la época de los tifones  se esfuma  al fin, dejando paso, me temo, a la del frío, que no tardará mucho en llegar. Si todo continúa como hasta ahora, en los próximos días bordearé la costa del Mar del Japón hasta alcanzar la ciudad de Shimonoseki.


Ver Sin título en un mapa más grande

« Prev: :Next »

3 Responses to “Adiós al norte”

Leave a Reply