Test de paciencia.

admin Post in Bruselas > Oviedo, susonotabi,Tags: , , , , ,
7

Sentado sobre la hierba, en la entrada de un prado, repongo fuerzas y raciono el agua que me queda. Mientras termino de subir aquella colina, confío en encontrar alguna señal del camping que está pintado en mi mapa.

Bajo otra colina, subo y vuelvo a bajar. En medio de la nada, el icono de una caravana sobre fondo marrón me indica el lugar hacia el que he de ir. Cruzo la carretera, y sigo el cartel por una estrecha carretera en medio de un robledal.Pueblo Inglés

Tras la casa de madera que hacía las veces de recepción se podía intuir un prado en el que había varias caravanas aparcadas. me bajo del la bici y subo unos escalones hasta la puerta  de recepción.

“vuelvo a las 6pm” decía la nota que había escrita a mano sobre la puerta. Pues son las 6:05 pienso mientras me siento a esperar en los escalones de la entrada. Estará al llegar.

Pasa el tiempo y ya no soy el único que espera. Una pareja espera dentro de un Saab lastrado por una caravana. Me levanto y paseo por el porche, hecho un vistazo por curiosidad a un mapa que hay colgado en una especie de tablón de anuncios mato el tiempo investigando a que otro sitio podría ir. Y son y cuarto y por aquí no aparece nadie. Empiezo a cansarme de esperar cuando encuentro en el mapa un albergue.

-No estaría mal dormir a techo- pienso, y decido que si a y media no viene nadie me piro.

No vino nadie y me fui por donde vine. En cada cruce que giraba parecía que la carretera se estrechaba. Hasta que volvía estar en un camino estrecho como el primer día. A ambos lados de los setos que me impiden ver el paisaje los campos se extienden hasta la una ancha autopista con los coches que van y vienen de Londres. En uno de los campos me parece ver algo moverse. Dejo de pedalear y paro a curiosear. Entre las ramas de sauce veo los surcos del arado y sobre la tierra oscura corretea una bandada de faisanes en busca de comida.

El paisaje de los campos los setos y los faisanes se terminó bruscamente. Dejó paso a las casas con jardín y garaje a juego con la decoración anexo a la casa. Un chalet tras otro, pasaba mientras miraba a ambos lados a ver si encontraba el albergue. Pero la carretera se terminó y allí no había ningún albergue.

Después de pensar un rato que hacer y sin nadie a la vista a quien preguntar por el albergue. Decido emprender mi huída hacia delante, con la excusa de recortar distancia con la ruta de mañana. Cruzo la autopista, y entro cruzo una pequeña ciudad y la carretera se adentra en un bosque. Será un buen lugar para pasar la noche. Pero antes tendré que encontrar la manera de cruzar la alambrada que impide a los animales salvajes cruzar la carretera y a los Susos invadir el bosque.

Era de noche cuando encontré una puerta. Era una puerta especial que tenía dos marcos y al abrir por un lado se cerraba por el otro. Lo cual dificultaba bastante que pasase al otro lado con la bici. Después de jugar al tetris con mi bici consigo entrar, empujo un rato la bici hasta que encuentro un enorme castaño bajo el que no hay maleza. Empujo mi bici hasta las enormes raíces y empiezo a sacar las cosas para acampar. Estaba abriendo la bolsa de la tienda de campaña cuando escucho unos ruidos. Me quedo quieto, y presto atención. Algo está rebuscando entre las hojas secas no demasiado lejos. Agarro la cámara de fotos y escondido tras el tronco del castaño me asomo con cuidado a investigar.

Seven Oaks

¡Pero si es Bambi en persona! ¿Pero que haces tan lejos de Nara koen hombre? No ves que por aquí hablan raro.

« Prev: :Next »

7 Responses to “Test de paciencia.”

Leave a Reply