42ª Etapa: El Escondite

admin Post in 2008-2009, susonotabi,Tags: , , , , , , , , ,
9

Martes, 6 de Enero del 2009.

-Es aquí- me dice Kaori señalando con la mano un pequeño edificio de apartamentos.

-Vamos a dejar la bici ahí debajo y a meter tus cosas dentro de casa- dice Kaori bajando se de su bici casi sin esperar a detenerse.

Con las alforjas en el hombro y la tienda en la mano paso con cuidado de no tropezar con alguna de las bicis que hay aparcadas, junto a la puerta trasera del edificio. Kaori subida al primer escalón de los cinco que dan acceso al bajo, me espera con la bolsa del manillar contra el pecho.

-Mira, es una lástima ¿verdad?- señala a una bici abandonada, semienterrada entre un montón de hojas secas y enredada entre las varillas oxidadas de varios paraguas rotos.

-Podrías rescatarla como hiciste con Emebeka-dono- me dice mientras me da la espalda y sube los últimos escalones antes de entrar en el portal.

-Se me olvidaba-dice Kaori justo antes de girar la llave.

-Antes de ayer, nos trajeron un gato, y aún no está acostumbrado a la casa.- me dice mientras da un par de vueltas a la cerradura y agarra el picaporte.

-Según la señora que nos lo trajo, le tiene miedo a los hombres- abre la puerta y me la sujeta para que yo pueda entrar.

-De acuerdo intentaré no asustar al gato- digo sentado en el genkan mientras me descalzo.

-En realidad se pasa todo el día escondido en su jaula, aunque creo que ayer por la noche lo escuche andar por el salón.- pasamos al salón y me señala la jaula junto a la tele y a una bandeja de arena para gatos.

-¿como se llama?-digo mientras Kaori corre la puerta de mi habitación.

-Jiji-

Madrugada del Jueves 8 de Enero del 2009.

Después de dar una vuelta extra a la manzana para encontrar el apartamento de kaori pico a la puerta un poco preocupado por que faltaba poco ya para las doce y media. Escucho pasos detrás de la puerta y Kaori con cara de preocupada abre la puerta.

TS3G0011

-No encuentro a Jiji por ninguna parte.- Me espeta angustiada nada más poner los piés en el genkan.

-Pues tiene que estar por casa, esta mañana comprobamos que todas las ventanas estaban cerradas.- digo intentando tranquilizarla.

-No te preocupes, ahora con lo buscamos con calma- y le enseño el faro de la bici que tenía guardado en la bolsa de la cámara de fotos.

Con todas las puertas cerradas buscamos sistemáticamente en todas las habitaciones sin resultados. Primero mi habitación, luego el retrete y el baño. Después el salón y la cocina. Nada, el gato no aparece por ningún lado.

photo -Jiji ¿donde estas?- dice de vez en cuando Kaori. Mientras nos tomamos un té a eso de la una y media de la mañana.

-Este gato se presenta a un campeonato de escondite y lo echan por abusar- Ojalá pudiese decir eso en japones.

-Nyanko sensei (maestro gatuno)- susurro con la cara apoyada en la moqueta mientras rebusco debajo de la cama de Kaori.

-¿Escuchaste eso?-

-¿Eso el qué?- digo mientras me arrodillo.

-escuché algo dentro del armario.- me dice kaori arrodillándose para ponerse a mi altura.

-Seguro que está escondido entre la ropa.- digo aliviado.

-abre la puerta, y ponte junto a la cama para que vuelva a su jaula en el salón.-

Despues de un buen rato de rebuscar entre la ropa, los ojos del gato negro brillaron

-Ya lo encontré, está entre los sujetadores- no hay duda de que es un macho.

-voy a intentar sacarlo con el cajón.-

-no puedes vivir el resto de tu vida en un cajón lleno de ropa interior.- le digo al gato en español para tranquilizarlo.

-ffffffff- contesta Nyanko-sensei enseñando los dientes, mientras acerco la mano.

snapshot20090516131236

Rápidamente y con la ayuda de uno de los sujetadores agarro al animal y saco el cajón.

El bicho muestra su disconformidad oralmente e investiga como de tiernas son las manos de Suso crudo.

Lo suelto junto a la puerta y corre como un rayo hasta su jaula.

-lo siento, está manchado de sangre-digo con un sujetador blanco en la mano mientras meto el cajón otra vez en su sitio.

« Prev: :Next »

9 Responses to “42ª Etapa: El Escondite”

Leave a Reply