42ª Etapa: A piñón fijo.

admin Post in 2008-2009, susonotabi,Tags: , , , , , , ,
14

Miércoles, 7 de Enero del 2009.

IMGP0919 Sentados en el kotatsu Kaori y Hamachan comentan que lugares visitar mirando un callejero de Tokio, mientras yo agarro mi chaqueta.

Hamachan sigue revisando el callejero mientras yo saco a Emebeka-dono con cuidado de no tirar las bicis de los vecinos. Mientras damos las primeras pedaladas, por las estrechas calles de Setagaya, me comenta que vamos a visitar sitios que a él le gustan de la ciudad. Al principio comenzamos muy suave pero a medida que el tráfico se hacía mas denso y las calles mas anchas empezamos a correr entre lugar y lugar en el que nos paramos unos instantes a que yo hiciese unas fotos. Casi sin darnos cuenta estábamos mirando el reloj por que era ya la hora de comer.

Echamos un último sprint hasta llegar a una zona comercial llena de tiendas pequeñas llena de pescaderías, fruterías cachibaches varios barajadas entre Izakayas. Camino siguiendo los pasos de Hama que mira a un lado y a otro en busca de un lugar en concreto.

-¿Te gusta el pescado, verdad?- Me pregunta Hama mientras hecha un corto vistazo a un callejón para luego seguir avanzando

-Si, mucho.-respondo mientras hago lo posible por no quedarme atrás y perder de vista a mi guía entre los remolinos de señoras con permanente.

-Estoy buscando un sitio…- Hama se para de golpe en un cruce y casi me chocamos.

-Creo que es allí- dice mientras caminamos entre una pequeña selva de bolsos, mochilas y maletas que brotan de todas partes.

-Aquí es.- dice sonriente y con la mano me invita a sentarme en una de las mesas en la calle. Una señora con no demasiada prisa ni espíritu se acerca a nosotros con unos palillos jarra de té y un bote de salsa de soja.

Sobre la mesa estaba la carta con sus respectivas fotos y para facilitarme las cosas no había mucho donde elegir. Desde mi sitio podía ver como el cocinero cortaba el pescado y lo colocaba los trozos sobre un montón de arroz en un bol del tamaño de una ensaladera.

Después de pedir (mejor dicho señalar con el dedo) me Hama-chan me explica que lo que vamos a comer es Kaisendon, (sushi para paisanos)  yo le enseño las fotos mientras continúan las riadas de gente por la calle.

Terminamos nuestra comida y paseamos tranquilamente hasta un parque junto a la torre de Tokio y sentados esperamos a que llegue Shinji, (Shinchan para los amigos).

Era casi de noche cuando llegó el amigo de Hama-chan con su bici de piñón fijo, después de ponerle al día sobre los lugares en lo que ya habíamos estado, partimos rumbo a la bahía para ver el puente Rainbow luego a Roppongi hills y para terminar de vuelta al Home Run.

Rumiko Onechan, estaba en la puerta con un bebé en brazos muy contenta con todos sus instintos maternales haciendo una autentica revolución hormonal. La madre unos metros más allá no perdía ojo a la escena agarrada al carrito vacío del bebé mientras hablaba con otras dos chicas. Llegamos los tres ciclistas, y el pequeño grupo de mujeres se acerca a recibirnos. Rumiko Onechan muy alegre con su nuevo jugete se acerca a mi.

-Mira, es Suso, y es un extranjero- le dice al bebé cariñosamente mientras el niño me mira fijamente con los ojos como platos.

-“hola (en español)-

-aaadaa- contesta el bebé y todo el mundo se ríe. Mientras vuelve a los brazos de su madre antes de que empiece a soltar tacos en español.

Entramos al bar y me presentan a dos chicas, la novia de Hamachan y una amiga. Nos sentamos y continuamos charlando hasta que al rededor de la media noche.

-Se está haciendo un poco tarde, yo tendría que ir recogiendo.- comento.

-Es cierto, a mi también se me está haciendo un poco tarde- dice rápidamente Mayumichan (la amiga de la novia de Hama) y nos fuimos cada uno por nuestro lado.

Después de dar una vuelta extra a la manzana para encontrar el apartamento de kaori pico a la puerta un poco preocupado por que faltaba poco ya para las doce y media. Escucho pasos detrás de la puerta y Kaori con cara de preocupada abre la puerta…

mañana más.

« Prev: :Next »

14 Responses to “42ª Etapa: A piñón fijo.”

Leave a Reply