42ª etapa: Los aromas de Tokio.

admin Post in 2008-2009, susonotabi,Tags: , , , ,
13

Sábado, 3 de Enero del 2009.

Anda que como será el careto del capullo que dejó se dejó esta ventana abierta me pregunto mientras pongo la lavadora y me subo las solapas de albornoz del hotel en un vano intento por evitar la hipotermia. Salgo de la lavandería y corro hasta mi habitación a refugiarme del frío bajo mágico chorro de aire caliente que sale de la pared. Me preparo un Kappumen y con cuidado de no mancharme yo ni el ordenador sorbo los fideos mientras leo mi correo. Sorbe que te sorberá estaba yo con el caldo cuando el Messenger me dice que alguien me ha agregado a su cuenta. Le doy a aceptar aunque no conozco la dirección, y en mi lista de contactos conectados aparece Kaori.

kaori dijo:
hola! ¿que tal?¿donde estas?

Suso dijo: Ahora bien. En shizuoka, en la habitación de un hotel.

Kaori dijo:
¡ya estas muy cerca de Tokio!

Suso dijo:
Si, supongo que llegaré en tres días si no hay contratiempos.

Kaori dijo:
¿cuanto tiempo vas a estar en Tokio?¿y donde vas a dormir?

Suso dijo:
dos o tres días y un día antes buscaré un albergue que no sea demasiado caro.

Kaori dijo:
En mi casa tenemos una habitación vacía si quieres te puedes dormir aquí
.

Suso dijo:
Espero no ser una molestia.

Kaori dijo:
Espera, voy a comentárselo a mi hermana, pero seguro que no le importa.

Ya le pregunté a mi hermana y dice que por ella ningún problema.

Suso dijo:
tiene gracia, esta mañana un hombre me invitó a su casa a dormir. Pero luego no apareció nadie en el sitio en que quedamos.

kaori dijo:
Bueno, cosas que pasan. Ya me parecía muy raro que estuvieses en un hotel.

Martes, 6 de Enero de 2009

Bajo el paraguas de una autopista elevada, me sumerjo en un océano de acero y hormigón. Me alegro de no tener que cruzar la ciudad hoy. No creo que estar preparado para este caos en el que todo el mundo camina indiferente.

-¡Suso!- Grita kaori desde la otra acera, mientras agita la mano. Devuelvo el saludo sonriente y empujo mi bici hasta el paso de cebra y nuestras bicis se saludaron en la mediana mientras la gente, con prisa cruza la calle.

Kaori espera aguantando la puerta de metal mientras me calzo otra vez sentado en el genkan, no entiendo como son capaces de calzarse tan rápido. Caminamos por las estrechas calles que hay junto a su casa, de camino a algún sitio para comer, mientras la pongo al día de mis aventuras desde que nos separamos en Ise. Casi se podía escuchar a los clientes sorber los fideos desde la calle. Cruzamos hablando la cortina y entramos en el restaurante. Desde el fondo del local nos da la bienvenida el cocinero sin perder de vista el plato que estaba preparando. Nos sentamos en la barra y yo no paro de hablar. Kaori, asiente mientras me sirve té con hielo y alcanza la carta para que la pueda ver.

Aún era de día cuando salimos de la tienda de cámaras de fotos usadas en Yoyogi. Por fin vuelvo a tener cámara de fotos. Espero que esta no le pase nada por lo menos en lo que queda de viaje.

DSC00094

De vez en cuando pasaba un taxi por la calle en la que está el Homerun, el bar en que trabaja la hermana de Kaori. El primero en presentarse es el camarero, Hama-chan que con su melena sirve odén a los clientes del bar. Miro a todos lados y me da la impresión de que falta la pata de jamón colgada entre las botellas para que aquello sea igual que un chigre asturiano. (a parte de las bolas y las fotos de jugadores de baseball) y me convierto en la atracción del bar, que con seis personas da la impresión de estar lleno.

“Tiene la cara pequeña” comentan los parroquianos mientras Hama-chan pasa a la cocina a avisar a la hermana de Kaori y me hace una seña para que me acerque a saludar. Rumiko deja el cuchillo sobre la tabla de cortar y se acerca a la puerta de la cocina a saludarme.

-Mira, es Suso- dice Hama-chan todo emocionado.

-Hola encantada. No les hagas demasiado caso. Siéntate y tomate algo tranquilamente- me dice Rumiko después de beber un sorbo de agua de un vaso de tubo.

« Prev: :Next »

13 Responses to “42ª etapa: Los aromas de Tokio.”

Leave a Reply