39ª Etapa: Plantado en Shimizu

admin Post in 2008-2009, susonotabi,Tags: , , , , , , , ,
9

Sábado 3 de enero de 2009.

dunas

El viento sacude la tienda toda la noche. Parece que quisiese sacarse de encima la tienda. Amanezco con la sensación de no haber descansado nada bien. Después de la rutina diaria de desmontar la tienda y recoger el equipaje (es horrible tener que hacer la maleta todos los días) salgo a la carretera a buscar mi desayuno.

foto de i764gt

foto de i764gt

Sigo por una carretera secundaria que va por la costa toda la mañana, paso junto al circuito de pruebas de Yamaha, y una central nuclear antes de llegar a un cabo con unas vistas del Pacífico aún mejores que desde las dunas.

Termino de doblar el cabo y aparece de nuevo el monte Fuji, esta vez se ve prácticamente entero. Es un gigante que asoma al mar. Me siento un rato a contemplar el paisaje, la península, la bahía, el volcán.

fuji

Mis tripas dan la hora de comer. Paro en un 7-eleven a comprar comida. Un poco de fruta, algo parecido a un bocata y salgo al aparcamiento a comer junto a mi bici. Ya estaba a punto de ponerme en marcha cuando un ciclista me saluda.

-hola, buenas tardes-

-hola, que tal un buen día para andar en bici- le contesto.

-¿hablas Japones?-

-bueno, me defiendo, lo suficiente como para no pasar hambre-

-¿desde donde vienes?-

yo como tenía el mapa a mano saco el mapa de japón en el que apunto los lugares por los que paso y se lo enseño.

-Pes empecé aquí y luego fui por allá….-explico mientras señalo en el mapa.

-¿hoy hasta donde vas?-

-Pues tenía pensado ir hasta Shimizu y tomar el ferry has este albergue en la península.- le comento mientras guardo las cosas en la bolsa del manillar.

-Yo vivo en Shimizu, ¿porqué no vienes a dormir a mi casa?-

-Yo por mí encantado-

-un momento que voy a hablar con mi mujer- dice mientras saca el móvil del bolsillo.

-hola, que me encontré con un chico español que está viajando en bici por japón y lo invité a casa esta noche- silencio…-pues, una ducha y la cena- otro silencio- vale yo llego dentro de un par de horas, adiós.-fin de la transmisión.

-¿Que te parece si quedamos a las 5 de la tarde en Shimizu?-

-Por mi encantado, donde me digas- le contesto.

-¿tienes un boli o un lápiz?- me pregunta.

Saco un lápiz de mi bolsa y un pequeño cuaderno que compré antes de ayer, y me anota el lugar al que tengo que ir junto con un pequeño croquis a modo de mapa.

-Como vamos en la misma dirección, podemos ir juntos un rato y luego yo me adelanto-

y rodamos una media hora juntos por aquellas carreteras entre puertos pesqueros y naves industriales. En un cruce nos separamos, el iría en una dirección y yo seguiría el camino mas directo hacia Shimizu.

Avanzo sólo por un laberinto de carreteras locales canales llenos de pequeños barcos de pesca y casas de dos plantas antes de llegar a una carretera que cose la costa a través de un montón de túneles. Luego una bajada hasta llegar a la zona urbana a chuparme unos cuantos semáforos. Cruzo la ciudad parando y arrancando cada minuto y un kilómetro antes de llegar al lugar de encuentro pincho. El contratiempo se suma al cable de freno roto que me dejó hace unos 20 kilómetros así que como no queda demasiado bajo de la bici y camino hasta que empiezo a reconocer los elementos que describe el croquis.

Un gran centro comercial, y la terminal de ferry. Era temprano pero como no tengo a donde ir dejo mi bici apoyada en una barandilla junto a la carretera para que se me vea bien y espero sentado tranquilamente. Aún queda media hora para las 5.

Un reloj digital en el otro lado de la calle marca las 5 y yo me levanto hasta la bici para esperar donde se me vea bien, pensando que en cualquier momento llegarán a por mí.

Diez minutos mas tarde, sigue sin venir nadie. Se encienden las farolas. Ya se está haciendo de noche. Empiezo a pensar que no van a venir después de esperar media hora y decido esperar hasta las seis.

Puedo imaginármelo

-¿cariño?

-¿si?

-que me llevo a casa un guiri muy simpático-

-¿como? ¡Ni se te ocurra! ¡No te tengo dicho que no se cojas cosas de la calle!-

-venga pasa delante de mí que me tienes contenta- y fue así como me dejaron colgado como un chorizo en medio de la gran ciudad.

Con un freno roto y una rueda pinchada, empujo la bici en dirección a la estación de tren a ver si encuentro un sitio barato donde pasar la noche.

Pregunto a dos chavales que vienen del tren con dos mini-bicis y sus mochilas. Me recomiendan un hotel capsula que está al otro lado delas vías del tren. Pero por donde cruzo las vías del tren. Pregunto a otro transeúnte por donde se pueden cruzar las vías del tren y me indica donde hay un paso a nivel.

Entro empujando mi bici en un distrito comercial y doy varias vueltas antes de encontrar el portal del hotel capsula con una nota avisando de que está cerrado.

foto de open-arms

foto de open-arms

Está claro que hoy no es mi día de suerte, vuelvo en dirección a la estación a ver si en la ventanilla de información y turismo me echan una mano. Aparco la bici subo las escaleras, entro en la estación y como no podía ser de otra manera no hay mostrador de información. Me toca seguir buscando un hotel que no sea demasiado caro. Cerca de la estación hay varios hoteles pero son un poco caros (mas de 5000 la noche). Me alejo de la estación y a una distancia razonable encuentro un hotel en un edificio no demasiado grande. A diferencia de los que están cerca de la estación en este no pone el precio en la entrada. Dejo la bici en la calle y paso a preguntar. Bingo! 4000 yenes mucho más caro de lo que estoy acostumbrado pero tengo Internet, lavadora, desayuno y baño propio. Bien está lo que bien acaba.

« Prev: :Next »

9 Responses to “39ª Etapa: Plantado en Shimizu”

Leave a Reply