15ª Etapa: Los pinos de Mihara

admin Post in 2008-2009, susonotabi,Tags: , , , , ,
0

Martes 2 de Diciembre

Luces de Hiroshima. Hiroshima Lights. 光ってる広島

Amanece una mañana preciosa, fría pero preciosa. Voy a hacer unas fotos, y de paso espero a que la tienda de campaña se seque porque está empapada por el rocío. No es que le vaya a pasar nada, pero la tela seca pesa menos que la mojada.

Evidentemente todo lo que ayer fue un ascenso agónico hoy fue un precioso paseo de 5 minutos, habría sido perfecto si no fuese por que en el fondo del valle aún no pegaba el sol y había algo de escarcha en la carretera. Ademas de que el aire frío me estaba dejando sin sentido los dedos y las mejillas ya me estaban empezando a arder.

El terreno favorable terminó en cuanto llegue a la nacional otra vez. Poco a poco, de hecho muy poco a poco el terreno era más cuesta arriba, y cuando parecía que la pendiente se terminaba llegaba a un falso llano desde el que veía la continuación del ascenso. Desde luego que ese no era el único inconveniente. La carretera tenía mucho trafico pesado en ambos sentidos y muy poco arcén para mi, prácticamente lo justo para no pegar con las alforjas en las vallas. Después de una curva y el enésimo cambio de pendiente (más pendiente por supuesto) un tramo en obras me dejaba sin el ya escaso arcén. Un cartel indicaba “claramente” que los peatones y las bicicletas tienen que desviarse por un camino hacia una aldea rodeada de terrazas y bosques, en el fondo del valle. Cualquier rastro de indicaciones desaparece en cuanto salgo de la nacional y tengo que intuir que sendero es el adecuado para llegar a un túnel y así de una vez por todas comenzar el descenso hasta Hiroshima. Después de perderme un poco entre unas casas, encuentro el camino adecuado que sube ladera arriba con una pendiente fortísima. Tal era el desnivel de aquel camino que incluso empujando la bicicleta tengo que parar cada pocos pasos para descansar. Casi merecía la pena que hiciesen una escalera hasta llegar al acceso de peatones del túnel. Justo antes de entrar en el túnel y de cerciorarme de que esta vez si que toca descender, me cambio la camiseta toda sudada y me pongo una chaqueta.

Al principio todo fue bien. A la salida del túnel un gran arcén termina en una vía de servicio recién asfaltada que va un poco por debajo de la carretera. La vía de servicio, continua un buen rato hasta que el asfalto se termina y se convierte en un camino de graba luego de tierra y al final del todo un murete no me deja continuar hasta la rampa que me devolvería a la nacional. Así que tengo que retroceder, y alejarme un poco por entre los campos de arroz y las huertas hasta una vía de alta velocidad sigo por el camino que yo entiendo que es el adecuado hasta llegar a la nacional.
Otro buen rato por el arcén de la nacional que ahora tiene dos carriles por sentido de circulación hasta que vuelven las obras me echan a la vía de servicio, y empiezo a subir una rampa y a bajarla. Luego, otra y otra y otra… Cuando ya estoy a punto de arrojar la toalla seguro de que a ese paso no podré llegar de día, miro el mapa en busca de un lugar donde pasar la noche. Tomo un desvío me voy alejando de de la nacional llego a un cruce. Asombrado aparece un cartel que dice Hiroshima 27 Km tomo la salida que indica la flecha y empiezo a bajar. Unos minutos después ironías del destino me doy cuenta de que estoy en la nacional 2. En poco tiempo llego a las afueras de Hiroshima y paro a comprar algo en el primer supermercado que me encuentro. Sentado en el aparcamiento, con el plano de Hiroshima abierto decido que ruta tomar. Cruzo un rió y pedaleo por una calle estrecha de sentido único adelantando a decenas de colegiales que regresan a sus casas en bicicleta. Un rato después feliz de estar en la ciudad y muy cómodo en las anchas y llanas calles de hiroshima, llego al Albergue.

Me registro, meto mis cosas en la habitación y me meto en el baño para darme una ducha y un baño en la enorme bañera del albergue. Salgo limpio y afeitado del baño. Me pongo a hacer la colada, y mientras la ropa da vueltas voy a comprarme la cena. De vuelta en el albergue recojo mi colada y la meto en la secadora. Voy a cenar al comedor. Mientras doy cuenta de mi comida una chicas chinas hacen su cena en la cocina del albergue al mismo tiempo la recepcionista también llega a cenar algo. Una de las chinas la invita a un poco de su comida. Yo sigo zampandome lo mio y luego abro una lata de cerveza bien fría como premio a un día bastante duro, hasta que dejó de serlo. La recepcionista, tambien termina su comida, se levanta, se acerca al fregadero. Otra chica hace ademan de coger el cuenco y los palillos.
-No es necesario, yo misma lo lavaré. Es lo mínimo que podría hacer- Dice la recepcionista.
-No importa ya estamos fregando todo nosotras- Insiste la otra chica.
Resignada se vuelve a su sitio a terminarse su té.
-Que suerte- Le digo
-Son demasiado buenas conmigo- contesta la recepcionista.
-¿Qué están de excursión?- Pregunto, de hecho ya hacía buen rato que me intrigaba el grupo de chinas.
-No, están estudiando japonés antes de incorporarse a su trabajo- Me contesta y me saca de dudas más o menos.
-Ah, ya entiendo-Mentira, tengo una vaga idea.
-¿Tu viajas en bicicleta verdad?- me pregunta, sentándose de nuevo en sus sitio.
-¿No hace mucho frío ahora en invierno?-
-Bueno, últimamente sólo un poco por la mañana- Otra mentira, esta mañana pensé que se me congelaban los dedos y la cara. -Aunque en las montañas hace mucho más frío.
-¿Y cómo es Japón, diferente a como se lo esperaba? Me pregunta sorbiendo un poco de té de su tacita.
-Pues la verdad, que me sorprende mucho la cantidad de bosques y animales que me encuentro, y todo aquí funciona de otra manera. Los trenes son diferentes, los autobuses son diferentes, se conduce por la izquierda, la comida… un montón de cosas-

Seguimos hablando un poco. Después llega el que supongo será mi compañero de habitación. Un chico rubio y alto. Un belga que había estado ya en España varias veces y que hoy termina su viaje de una semana por Japón. Hablamos un rato mientras compartimos una cerveza y nos vamos a la cama.

« Prev: :Next »

Leave a Reply