14ª Etapa: Acampando en el parque natural.

admin Post in 2008-2009, susonotabi,Tags: , , , , ,
0

Lunes 1 de Diciembre.

Despierto en mi bosque de Bambú. Desmonto el campamento y tapo el agujero donde hice fuego por la noche. Me tomo una lata de chocolate caliente de la máquina y bajo hasta el pueblo a tomar un desayuno más contundente. Paso de largo por Fukuyama y me olvido de la mala suerte del día anterior.

A medio día paso por Onomichi, una ciudad industrial al borde del mar, llena de gruas, pequeños astilleros y un incesante tráfico marítimo y barcos en construcción. A medida que las calles se alejan del mar, el terreno se empina y las casas de ladrillo se encaraman unas sobre otras. La vía del tren que pasa por el centro de la ciudad discurre sobre un muro alto que parece una muralla medieval al más puro estilo Occidental.
Descanso un poco junto al mar, viendo el incesante chisporroteo que sale de un barco en construcción, mientras me tomo un helado. Sigo como siempre por la nacional 2 hasta que se le une el tráfico de la variante de Mihara. Otra ciudad industrial muy próxima a Onomichi, entonces en lugar de compartir espacio con los tubos de escape me salgo a lo que yo creo que es una vía de servicio, pero resulta que es precisamente la carretera local que tenía pensado seguir hasta una zona de acampada.
La carretera discurre paralela a un pequeño río, que baña primero un ancho valle lleno de arrozales. Pero a medida que me alejo de la costa las laderas del valle se empinan, las aguas son mas transparentes, el fondo del río se llena de enormes cantos rodados y los arboles que ya llegan hasta la orilla del río arquean sus ramas dejando muy poco espacio para que entre la luz del sol.

En mi ascenso por el valle paso de casualidad junto a un importante complejo de templos y pagodas, el monasterio budista Zen Buttouji, fundado en 1397, que mañana si tengo tiempo, investigaré con mas detenimiento.

En cuanto el río se convierte un arrollo la estrecha carretera comienza el ascenso en zigzag por la montaña y yo, falto de fuerzas y sin agua empujo la bici entre unos pinos enanos, buscando como puedo referencias que me hagan mas llevadero el ascenso. Sólo un par de interminables kilómetros después llego a la cumbre donde está lo que en España llamaríamos el centro de interpretación. Me acerco a la entrada principal y una señora bastante mayor me recibe muy sonriente. Me congratulo de que estén abiertos y mientras rellenamos entre los dos mis datos en un papel, me explica como llegar a la zona de acampada que está en otro lugar. Pasado un viñedo, por un estrecho sendero de graba llego a un pequeño valle cuya boca esta tapada por una presa, llena de agua. A un lado un edificio de madera, (los baños) y al otro un pequeño parque para los niños. Sobre mi cabeza los aviones pasan muy cerca del suelo a punto de aterrizar en el aeropuerto de Hiroshima.

Después de investigar el terreno y cerciorarme de que voy a estar solo tomo la decisión de dormir en el baño de discapacitados, el único que tiene puerta, en lugar de en la tienda y así aliviar un poco la mas que probable helada de esta noche. Ceno y me lavo como puedo entiendo mi esterilla, pongo a cargar el móvil y me meto en mi saco a dormir.

« Prev: :Next »

Leave a Reply