9ª Etapa: Más de 100 Km de semáforos

admin Post in 2008-2009, susonotabi,Tags: , , , , , ,
0

Martes 25 de Noviembre

Pesquero Japonés

Esa mañana me volví a perder en las laberínticas calles cercanas al Albergue. Pero de alguna manera que no me explico estoy en el camino adecuado. Hoy no me pasaré por el aeropuerto, pasaré por debajo. Un túnel de varios Kilómetros me evita tener que rodear el aeródromo del Norte de Osaka.

No hay mucho que contar de la ruta de hoy excepto los semáforos y tráfico. La zona metropolitana de Osaka es interminable y tengo la impresión de que no saldré nunca de esta ciudad. Varias horas después, tras cincuenta mil semáforos, a unos 50Km de Osaka llego a Kobe. El plan A era ir al alberque de Kobe si es que el tráfico me desesperaba o volvía a llover. Pero como es tan temprano paso tranquilamente por el centro de Kobe, hasta Tarumi, al lado de Kobe donde hay otro albergue.

Cuando llego el albergue está cerrado, busco en mi mapa el número de teléfono y llamo. No hay respuesta. Me estoy empezando a poner un poco nervioso cuando escucho una voz entre el rugir de los coches. Asomándose desde la azotea de un edificio de tres plantas un hombre con mono de trabajo y tijeras de podar intenta decirme algo. Los coche arrancan en ese momento de su breve parada en un semáforo, entonces él grita más fuerte, haciendo que su voz pudiese oírse por encima del rugir de los motores, y con medio pulmón en la boca dice: ¡Que hasta las 5 de la tarde no abrimos!

Y yo le respondo hinchando el pecho -¡Vale! ¡Entonces vuelvo luego!

Dispongo de tiempo para hacer fotos al que según mis espiás es el puente en suspensión mas largo del mundo. En la playa desierta como es natural con el frío que hace pega un viento horrible hay algunos pescadores en los muros y pasan continuamente barcos de todos los tamaños. Enormes cargueros de contenedores y también pesqueros. Sentado paciente soporto el viento espero a que se ponga el sol para hacer fotos del puente en el ocaso. Pero mi cámara de fotos no opina lo mismo y deja de funcionar. ¿Cómo puedo tener tanta mala suerte? Con el cariño que le tengo a esta máquina ¿Cómo es posible que me haga esto?. Mientras recupero la compostura pienso en la mejor forma de solucionar este contratiempo.

En lo que queda de día no hago mucho más que leer, comer, lamentarme, hablar un poco con mi compañero de habitación, un japonés de 18 años ver la tele un rato y perder el sueño pensando en mi difunta cámara de fotos.

Ya de vuelta en Oviedo, al abrir la caja con las diapositivas pude ver el milagro de las últimas fotos de la Practika. Son sin duda las mejores fotos del viaje. Normalmente cuando ves una diapositivas en el proyector es como si mirases por la ventana y volvieses a ver un paisaje. Puede que hasta recuerdes las sensaciones de esos momentos pasados, pero imagen es diferente. Es como si maravillosa luz del mar interior de Japón inundase mi salón, y no la bombilla de un proyector.Suspension

« Prev: :Next »

Leave a Reply